Cuál es la causa de la Enfermedad de Addison

Cuál es la causa de la Enfermedad de Addison

La enfermedad de Addison, o como también se le conoce, insuficiencia suprarrenal, es un padecimiento que resulta ser poco común. No existe una edad o un género determinado para que una persona presente los síntomas de esta enfermedad. Por lo que debes conocer un poco más sobre este mal, cuál es la causa de la enfermedad de Addison y cuál es el modo en el que se diagnostica. 

Causa de la enfermedad de Addison

La enfermedad de Addison es una enfermedad que surge cuando el cuerpo no produce las cantidades suficientes de hormonas suprarrenales. Cuando una persona padece de la enfermedad de Addison, sus glándulas suprarrenales, ubicadas encima de los riñones, no producen o lo hacen en muy pocas cantidades el cortisol y la aldosterona.

Glándulas suprarrenales

Glándula Suprarrenal

La enfermedad de Addison se produce debido a que existe una lesión en las glándulas suprarrenales, lo que hace que se produzca un déficit de hormona cortisol y de aldosterona. Las glándulas suprarrenales son la parte del sistema endocrino, que producen las hormonas que transmiten instrucciones a casi todos los tejidos y órganos del cuerpo. Las glándulas suprarrenales se conforman por dos secciones:

  • El interior, que produce las hormonas parecidas a la adrenalina.
  • La capa externa que produce el grupo de hormonas conocidas como corticoides.
Corte Histológico

Entre los corticoides se encuentran los siguientes:

  • Glucocorticoides: Estas hormonas, incluyen el cortisol que es el que influye sobre la capacidad del organismo para convertir todos los alimentos en energía. 
  • Mineralocorticoides: Estas hormonas, incluyen la aldosterona que se encarga de mantener el equilibro de sodio y potasio en tu organismo para poder mantener una presión arterial normal.
  • Andrógeno: Las glándulas suprarrenales producen en pequeñas cantidades estas hormonas sexuales en hombres y mujeres.

Insuficiencia suprarrenal primaria

Insuficiencia suprarrenal primaria

Cuando se daña la corteza y no se puede producir la cantidad suficiente de hormonas adrenocorticales, se puede decir que existe una insuficiencia suprarrenal primaria. Esta es una de las razones por la que el cuerpo con mucha frecuencia se ataca a si mismo con enfermedades autoinmunes. 

Por causas que se desconocen el sistema inmune cree que la corteza suprarrenal es un elemento extraño al que debe atacar con el propósito de eliminar. Las personas que padecen la enfermedad de Addison resultan ser más propensas a tener muchas más enfermedades autoinmunes que los demás.

Otras de las causas de la insuficiencia de la glándula suprarrenal son:

  • Tuberculosis.
  • Infecciones de las glándulas suprarrenales.
  • Cáncer en las glándulas suprarrenales.
  • Sangrado en estas glándulas, puede que sufras una crisis de la enfermedad Addison sin que presentes los síntomas.

Insuficiencia suprarrenal secundaria

Insuficiencia suprarrenal secundaria

La hipófisis produce una hormona que es llamada hormona adrenocorticotrópica (ACTH) que estimula la corteza suprarrenal para poder producir sus hormonas. Los tumores de la hipófisis, la cirugía hipofisaria y la inflamación son una de las más comunes causas de la falta de producción suficiente de hormonas de la hipófisis.

Cuando se reduce la cantidad de hormona adrenocorticotrópica esto genera poco glucocorticoides y andrógenos que son los que se producen por las glándulas suprarrenales, esto puede ocurrir aun si dichas glándulas no están dañadas. A esta situación se le reconoce como insuficiencia suprarrenal secundaria, en este caso, la producción de mineralocorticoide no se ve afectada por el hecho de que se reduzca la hormona ACTH.

Los síntomas de la insuficiencia suprarrenal secundarias son muy parecidos a los que se presentan cuando se trata de la insuficiencia suprarrenal primaria. Claro, las personas que padecen insuficiencia suprarrenal secundaria poseen menos probabilidades de tener deshidratación grave, no presentan hiperpigmentación y tampoco sufren de presión arterial baja, incluso, es posible que los niveles de azúcar en la sangre sean mucho más bajos.

Una de las causas temporales de insuficiencias suprarrenales secundarias se producen cuando las personas que toman prednisona (corticoesteroides) como tratamiento para enfermedades crónicas, como el asma o la artritis dejan de tomarla de inmediato sin antes pasar por un proceso de disminución de la dosis.

Qué pruebas se deben hacer para diagnosticar la enfermedad de Addison

Una vez que busques la atención médica, el especialista te hará un examen físico y te hará una serie de preguntas sobre los síntomas. Entre esas preguntas está si has presentado alguno de estos malestares:

  • Dolor abdominal.
  • Náuseas.
  • Diarrea crónica.
  • Vómito.
  • Deshidratación.
  • Piel oscurecida.
  • Mareos al cambiar de posición. 
  • Fiebre baja.
  • Bajo nivel de azúcar. 
  • Presión arterial baja.
  • Extrema debilidad muscular.
  • Fatiga.
  • Antojo de sal.
  • Pérdida del apetito.
  • Pérdida de peso.
enfermedad de Addison

La corroboración de los síntomas es solo la primera parte para crear un diagnóstico sobre la enfermedad de Addison. El especialista también es muy probable que te indique una serie de exámenes de sangre que reflejarán:

  • El aumento del potasio.
  • Los niveles de cortisol bajo.
  • Los niveles de sodio bajo.
  • Presión arterial deficiente.
  • pH bajo.
  • Los niveles de estrógeno y de testosterona, pero el nivel de DHEA bajo.
  • Conteo de eosinófilos alto.

Además puede que te ordene los siguientes exámenes de laboratorio adicionales:

  • Tomografía computarizada de la zona abdominal.
  • Radiografía abdominal.
  • Prueba de estimulación con cosintropina.

La enfermedad de Addison es causada por un daño en la corteza suprarrenal, el cual hace que exista una disminución de los niveles hormonales. En esta nota se mostraron las causas y cuales son algunos de los síntomas que puede presentar una persona al poseer esta enfermedad, por lo que al momento de verse reflejada es recomendable acudir a un especialista.

Ir arriba